Noticias

Lejos de pretender abrir una polémica sobre las modalidades de desarrollo de programas para computadoras (software), labor que dejamos para otras personas, proponemos en este breve texto una muy sencilla exposición de lo que ha sucedido con el uso de código abierto (open source) y la relación que este tiene con los productos que Servir ofrece a sus clientes-usuarios.

1998 es el punto de partida de los recursos informáticos de código abierto; Eric Raymond y Bruce Perens pueden identificarse como los fundadores de OSI (por sus siglas en inglés: open source initiative). Frente a esta tendencia están quienes la refutan llamándola “anarquismo digital”. (Open Source: ¿Qué es y porqué es tan importante en educación? – noticias.universia.net.mx)

No obstante, importantes empresas como HP, Oracle, Mandriva y Google ya han colaborado con el mejoramiento de Linux, que es un sistema operativo cuyo desarrollo es uno de los ejemplos más prominentes de código abierto.

Con esos antecedentes, en Servir nos hemos dado a la tarea de facilitar a nuestros clientes-usuarios programas para el manejo de sus negocios desarrollados en PHP (Hypertext Preprocessor -preprocesador de hipertexto-), como lenguaje de programación que se encuentra en la categoría de código abierto para al desarrollo web (aplicaciones que funcionan en internet) de contenido dinámico.

La herramienta que Servir utiliza como base para la organización y desarrollo de los programas para computadora que ofrece a sus clientes, es el framework Symfony, de la cual “existen cientos de páginas de documentación cuidadosamente escritas que cubren todas las funciones… y son gratuitas y con licencia de código abierto”.

Finalmente conviene apuntar que el software de Servir, utiliza como sistema de gestión de base de datos relacional el que se conoce como MySQL, identificado por muchos como la base de datos de código abierto más popular. Sin embargo, nuestros sistemas también pueden operar con otras bases de datos. En ese sentido los costos relacionados con la adquisición, alquiler o pago por uso de nuestros sistemas pueden minimizarse substancialmente, pues únicamente se tienen que considerar los siguientes aspectos: primero la compra de la licencia de base de datos (opcional), segundo la apropiación del dominio en internet y tercero los certificados de seguridad.

Abrir chat